El servicio de alquiler de viviendas Airbnb retiró de su plataforma a una turista estadounidense que arrojó una bebida alcohólica a una mujer discapacitada en Puerto Rico, informa la agencia EFE.

El incidente tuvo lugar en la capital de la isla caribeña, San Juan. La mujer norteamericana iba a entrar en el apartamento alquilado, cuando Cristina Carrasquillo, que iba a entrar en el mismo edificio en silla de ruedas, le recriminó que no utilizara mascarilla.

En ese momento, la turista, visiblemente irritada, le arrojó a la cara el contenido de una bebida que llevaba en la mano. Lo ocurrido fue grabado por una cámara de seguridad y divulgado a través de las redes sociales y en los medios locales.

Leer:  Presidente de Haití invita a Caricom a conocer situación nacional

Carrasquillo aseguró haber llamado tras el incidente a la Policía para interponer una querella. Pero los agentes dijeron, según la mujer, que la Fiscalía no estaría dispuesta a tomar el caso por tratarse de turistas y que poco se podía hacer sin una orden judicial.

Cuando el caso ganó gran notoriedad en Puerto Rico, Airbnb informó en un comunicado de que son conscientes de la situación por la que pasó Carrasquillo. Por ello tomaron la decisión de eliminar del sistema de reservas a la huésped.

Leer:  Australia aprueba la ley que obliga a los gigantes tecnológicos a pagar a los medios locales

La esencia de la empresa tiene que ver con la comunidad, la conexión y el sentido de pertenencia, subrayaron desde Airbnb. Además, la compañía recalcó que se enfoca en la salud y seguridad de anfitriones y huéspedes, en especial en medio de esta pandemia.

En ese sentido, recordó que las normas de su servicio incluyen un marco de aplicación claro en caso de cualquier incumplimiento o violación de los nuevos estándares por parte de los huéspedes.