Los Nacionales de Washington se coronaron campeones de la Serie Mundial

Los Nacionales de Washington se coronaron  campeones de la Serie Mundial de Béisbol al vencer 6-2 al equipo de los Astros de Houston, durante el séptimo juego en el estadio Minute Maid Park, de la ciudad de Houston Texas.

El equipo de texa se puso arriba en la pizarra con un cuadrangular solitario del cubano Yulieski Gurriel, en la segunda entrada, frente al pitcher estelar de los capitalinos Max Scherzer.

La segunda rayita llegó a través del puertorriqueño Carlos Correa, quien conectó un imparable por la tercera base, que el antesalista Anthony Rendón no pudo detener, y empujó hacia el plato a Gurriel, en la quinta entrada.

Zack Greinke, abridor del equipo local, había controlado la ofensiva de los Nacionales. Sin embargo, en el séptimo episodio, Anthony Rendón le despachó un bambinazo que empezó a estremecer a los anfitriones.

Greinke fue retirado en ese acto en medio de la reacción visitante y Howie Kendrick, ya ante el relevista Will Harris, la sacó del campo, con un hombre en base, y le dio vuelta a la pizarra 3-2.

Scherzer, abridor de los Nacionales, sufrió con la temible artillería de los Astros y fue relevado en el quinto episodio, después de la segunda carrera.

En el octavo inning, el cerrador mexicano Roberto Osuna permitió un imparable del dominicano Juan Soto y Adam Eaton, que se había robado la segunda base, pudo llegar hasta el ‘home plate’ y marcar la cuarta carrera.

En el noveno episodio, Adam Eaton, con un hit al center field (y un error de fildeo en esa acción), remolcó dos carreras más y el tablero quedó 6-2.